Oración para pedir paz y serenidad

Padre Dios, en este momento te suplico que la paz y la serenidad que viene de Ti se hagan presentes en mi corazón, dame la posibilidad de sentirte dentro de mi corazón. Gracias por darme la oportunidad de seguir vivo en este nuevo amanecer. Es la primera bendición del día, estar vivo, despertar, tener salud, tener fuerza y ánimo para seguir adelante.

Confío todo lo que soy en tus manos, sé que es el lugar más seguro para mí. Confío en Ti, mi Señor, por eso ahora abro todas las puertas de mi ser a tu bendición, porque quiero recibir tu alegría, tu fuerza, tu impulso, para estar alegre e iniciar este día con las ganas que necesito para vivirlo a plenitud.

Te suplico, Señor, que me hagas libre de todo apego. Entiendo que para que pueda ser feliz en libertad, siendo dueño de mí, debo estar libre de apegos. Libérame, Señor, de toda atadura que haya en mi corazón, no quiero ser esclavo de nada; quiero vivir en la libertad que me has dado, quita de mi toda cadena que no me deje actuar según tu amor y tu Palabra. Quiero vivir sin complejos, sin ataduras, sin miedo para tener un corazón sano y poder vivir en la verdadera felicidad que eres Tú.

Te alabo porque te desbordas en amor hacia mi, tu presencia está constantemente en mi vida para animarme a seguir adelante. Creo firmemente que me muestras el camino de salvación y me haces feliz con tu voluntad. Ven, Señor, que necesito que sigas animando mi vida, dándome fuerzas para continuar adelante, que todo lo que viva en este día lo haga en tu nombre, porque creo que a tu lado es donde puedo ser feliz. Amén